Historia del extintor

Alrededor de 200 a.C., Ctesibio de Alejandría, inventó una bomba de mano capaz de suministrar agua en un incendio. Se le sacaba el émbolo a la boquilla y se lo sumergía dentro del agua hasta que era aspirado totalmente. A continuación, se empujaba el émbolo, para expulsar el chorro de agua que se había apuntado…

Detalles